MICHEL AMBROISE, PROFESOR DE LA ESCUELA AYMY

Cuéntanos un poco de cómo llegaste hasta aquí, Anse-à-Pitres, a la escuela de AYMY?

Mi nombre es Michel Ambroise, soy profesor de la escuela de Ayitimoun yo (AYMY), salí de Puerto Principe para comenzar en Anse-a-Pitres en el curso escolar 2013/2014. Soy diplomado por la universidad en la especialidad de Maestro. Anteriormente trabaje durante 3 años en la escuela de un orfanato en la capital, en el que recibí una formación de dos años sobre programaciones de cursos acelerados para niños a partir de 8 años que no habían asistido antes a un centro escolar. A día de hoy, me siento contento de poder trabajar para la escuela de AYMY.

¿Porqué cree en la importancia de este tipo de escuelas?

Este tipo de escuela desde mi punto de vista es muy importante ya que la ocupan un perfil de niños que carecen de oportunidades educativas, con un pasado y una situación particular, muchas veces difícil.

Por poner un ejemplo, existen muchos niñosque realizan trabajos domésticos y estas escuelas promueven que estos niños puedan venir a la escuela, que es donde realmente tienen que estar con esta edad.

También existe el perfil de niños que han ido a otras escuelas a la edad correspondiente pero han tenido malos profesores y de aquí puede venir su retraso en el aprendizaje.

Por estas razones decidí hacer la formación específica para este tipo de escuelas que la promueve el “Grupo haitiano en busca de acción pedagógica” ellos se encargaron de realizar las programaciones para niños que están fuera del sistema educativo haitiano.

¿Cómo se estructura dicho programa?

Se tratan de 4 niveles, igual que están desglosadas nuestras aulas:

Nivel 0: Al que se le llama nivel preparatorio o de adaptación para comenzar después en el nivel 1, al que tienen que pasar sabiendo leer y escribir.

Nivel 1: corresponde a 1º y 2º de primaria

Nivel 2: corresponde a 3º y 4º de primaria

Nivel 3: corresponde en 5º y 6º de primaria

Para mí este se trata de un buen programa y una buena organización ya que ayuda a recuperar los cursos perdidos e integrar a los niños en las escuelas locales convencionales.

El perfil de niño que asiste a la escuela de AYMY va desde los 8/9 años hasta los 17 años, ya que después de esta edad debiera ser matriculado en una escuela de alfabetización para adultos.

¿Por lo tanto podríamos decir que se trata de una escuela de integración?

Esta escuela proporciona una doble integración: una integración a nivel educacional, y una integración a nivel social.

A nivel educacional, con el programa explicado anteriormente se les está proporcionando a los niños una titulación reconocida con la que pueden continuar sus cursos educativos en las escuelas nacionales. A su vez dándoles educación se le facilita algo las opciones de salir de la pobreza e integrarse en la sociedad haitiana.

Es importante destacar que el programa que llevamos a cabo es un programa educativo específico reconocido por el Ministerio de Educación Nacional.

Por otro lado la integración a nivel social ocurre porque en nuestra escuela recibimos tanto a alumnos de nuestro hogar como a alumnos externos, que viven con sus familias pero tienen recursos muy limitados.

Con este sistema, los niños del hogar de AYMY se relacionan con otros niños, intengrándolos así con la comunidad.

Esta mezcla es clave, ya que así los niños que viven en AYMY no se sienten excluidos y la verdad es que en la escuela pasan momentos felices y comparten muchas actividades con niños que tienen otras historias y otro perfil.

 

¿Qué diferencia tiene la escuela de Ayitimoun yo multigrados con una escuela local?

La principal diferencia es la programación de cursos acelerados. Además AYMY ofrece la matrícula gratuita y tiene mucho interés en que puedan asistir alumnos en situación de extrema pobreza en la que sus familias no pueden pagar la educación. Así evitamos que estos niños vayan a trabajar o queden progresivamente excluidos.

¿En cuanto a la preparación de los exámenes nacionales qué opinas?

Cuando nuestros alumnos cursan el ultimo nivel tiene opción a presentarse al examen de acceso a las escuelas nacionales para continuar en el sistema, este año 2015 por razones políticas ha sido anulado, pero de igual modo las escuelas locales tienen su examen propio de conocimientos de materias por el cual pasaran nuestros alumnos y podrán acceder a ellas.

¿Cuáles son los retos para el próximo año en la escuela de AYMY?

Pienso que es importante adecuar la escuela al calor que hace en nuestra localidad, ya que el espacio es reducido, el sistema de ventilación es escaso y esto influye en el rendimiento de nuestros alumnos, sufrimos de mucho viento y polvo. Necesitamos mejorar nuestras instalaciones.

Pienso en el material educativo que podríamos tener para trabajar como material geométrico, libros de textos para cada alumno, mas disponibilidad de cuadernos y material escolar ya que sin esto las posibilidades de trabajo son más limitadas

Por otro lado en nuestro periodo de vacaciones debiéramos incluir programas de formación para el reciclaje de los conocimientos del profesorado.

¿Cómo percibe la población la escuela de AYMY?

Este es un tema complicado ya que la sociedad haitiana es muy compleja y difícil de entender, y la desigualdad entre ricos y pobres dentro de Haití es algo que separa mucho a la comunidad. A veces parece que a las familias acomodadas no les supone un problema la pobreza, cuando desde mi punto de vista es un problema de toda la comunidad haitiana.

Creo que es difícil que las familias con mayor nivel económico traigan a sus hijos a nuestras aulas pero las familias con menos recursos ven una buena oportunidad que se brinda a sus hijos: para una familia sin recursos que cada día sufre por poder dar de comer a sus miembros, es un orgullo poder vestir a sus hijos con uniforme y enviarlos a la escuela a educarse.

¿Crees en la importancia de trabajar con estas familias en la integración de la escuela, en cuanto a actividades que podrían realizar?

Si, es muy importante que ellas conozcan el proceso por el que pasan sus hijos y ayuden en las actividades de la escuela como limpieza, cuidados del material y ciertas responsabilidades. Las reuniones mensuales son una buena forma de seguimiento y trabajo con las familias, es difícil que asistan pero educándoles progresivamente en esta forma de trabajo y implicándoles estamos consiguiendo mejores resultados para la escuela y más cohesión y intercambio social.