FUNDACIÓN AYMY

En el año 2018 AYMY se constituye como Fundación.

¿Qué significa esto para el donante? 

Si es una persona física, en el IRPF podrá deducirse el 75% del importe de las cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 30% o del 35% si lleva colaborando con la misma Fundación al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.

Si es persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrá deducirse el 35% de las cuotas y/o donativos íntegros. Si lleva colaborando con la misma Fundación al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.

Captura de pantalla 2018-07-26 a las 13.56.03Captura de pantalla 2018-07-26 a las 13.56.03
Captura de pantalla 2018-07-26 a las 13.10.39Captura de pantalla 2018-07-26 a las 13.10.39

Transparencia

La labor de AYMY es fomentar el desarrollo local de su área de actividad a través de la contratación y formación de personal local a los que se retribuye atendiendo a normas de salario justo en la zona. Lucia Lantero, fundadora de AYMY, comparte en terreno el proyecto con Rocío Fernández, una pedagoga venida de España, Edoardo Monti, de origen italiano, y Tipapa, director del centro de acogida de origen haitiano que gestiona a las 27 personas locales de plantilla.

AYMY refuerza su actividad en el terreno a través de prácticas gratuitas de voluntariado atendiendo a las necesidades particulares de cada momento.

La Fundación apuesta por una filosofía 100x100, es decir que el 100% de los fondos captados se destinan a sus actividades estatutariamente establecidas. Por ello, su equipo en España está constituido íntegramente por personas que realizan su labor de forma totalmente voluntaria.